Educación Pedagogía

Profesores que apartan la mirada ante situaciones de acoso escolar

Seguramente, muchos de vosotros os hayáis llevado las manos a la cabeza al leer el título del post. Bastantes estaréis pensando: “¿pero cómo un profesor va a permitir eso?”. Desgraciadamente, no todos los docentes denuncian las situaciones de acoso escolar. Más profesores de los que me gustaría, no hacen nada cuando son testigos de agresiones, maltratos y burlas entre estudiantes. De hecho, hay algunos que quitan importancia al asunto y deciden no tomar ninguna medida.

Sí, hay profesores a los que les da igual el acoso escolar

Sé que puede resultar muy duro leerlo, pero en ocasiones es así. Hay profesores que no se preocupan por el acoso escolar. Ni siquiera se esfuerzan por hablar con los alumnos, en llamar al orientador/psicólogo y en reunirse con los padres. Simplemente, lo ven y giran la cara. “Aquí no ha pasado nada” o “son cosas de críos” se dirán. Pero obviamente, no son cosas de críos. Estamos hablando de maltratos, de burlas y de agresiones. ¿Todos los docentes deberían evitar y parar estas situaciones? Desde luego que sí.

Estoy un poco cansada de ver a profesores que desempeñan un rol pasivo e indiferente en la educación. Docentes que se encogen de hombros cuando un estudiante está insultando a otro y pasan de largo. Profesores que no dan lo mejor de sí mismos para evitar el acoso escolar y que no se esfuerzan en trabajar valores en el aula con los estudiantes para fomentar el compañerismo y el trabajo en grupo. Sí, les da prácticamente igual. Y cuando se reúnen con los padres muestran la misma actitud de pasotismo.

Docentes que niegan la ayuda a los estudiantes

Hace un año, un vecino que asistía a primero de la ESO, avisó a su tutor de que sus compañeros se estaban metiendo con él, que le habían pegado y que tenía mucho miedo de unos “compañeros” en concreto. Cuando mi vecino se lo contó también a sus padres, les confesó lo que había dicho su profesor: “¿y tú qué has hecho?”, “es mejor que te peguen porque así te haces más fuerte”, “de todos formas, a mí no cuentes tú vida”. Yo estaba alucinada cuando me lo contaron. Finalmente, los padres se reunieron con el profesor.

Pensaban que su hijo no decía la verdad y que estaba exagerando. Pero cuando hablaron con él se dieron cuenta que el niño no había mentido en absoluto. La administración del colegio no hizo absolutamente nada. Le quitaba mucho hierro al asunto. “Es que son cosas de niños”. “Es que es normal que se peleen de vez en cuando”. ¿Pero cómo va a ser eso normal, señores y señoras? ¿Y cómo puede cubrir la dirección y la jefatura de un centro cubrirse de esa mala manera?

Estudiantes que se cambian de centro sin tener que hacerlo

Después de que mis vecinos hablasen con el profesor en concreto, con el psicólogo y con la directora, todo seguía igual. No mejoraba absolutamente nada. Incluso el acoso escolar se intensificó hasta que los padres decidieron cambiarle de centro. Me parece increíble que en un colegio o instituto haya profesores que no luchen contra el acoso escolar. Pero me decepciona aún más que la dirección no tomara medidas en el asunto. ¿Por qué los directores y los jefes de estudio defienden tanto a docentes que no lo merecen?

Sinceramente, no tengo respuesta a esa pregunta. Lo que sí sé es que el alumno tuvo que abandonar el centro. Por una parte, me alegré de que los padres alejaran al niño de ese ambiente y clima. Pero por la otra, me enfadé. Me enfadé muchísimo. ¿No se debería haber despedido al profesor en concreto? Por supuesto que sí. Pero para muchos centros, lo importante es el prestigio. Y prefieren no hacer nada antes de manchar su nombre con acusaciones de acoso escolar.

Profesores activos, con empatía y que escuchan

Hay una cosa que se olvida continuamente. Ser maestro o profesor no significa únicamente transmitir conocimientos y listo. No significa impartir una lección, mandar deberes y listo. Ser profesor y maestro significa esforzarse por comprender y entender a los estudiantes. Significa escucharles, ayudarles y apoyarles. Y por su puesto luchar contra el acoso escolar en su centro. Desgraciadamente, hay muchas personas (incluidas los propios profesores y directores de centro) que la labor docente es simplemente explicar y corregir.

¿Si los estudiantes se llevan mal entre ellos? No tenemos que hacer nada. ¿Si hay un alumno que ha pegado a otro? Toda la culpa de eso es de los padres, y, por lo tanto, se tienen que ocupar ellos. ¿Por qué no tenemos en cuenta la educación emocional en las aulas? No, no. De eso se tienen que encargar en casa. Y luego, parte de la sociedad se lleva la mano a la cabeza cuando leen o escuchan los índices de acoso escolar en España. Lo que yo no sé es de qué se sorprenden. Con el sistema educativo que tenemos…

Mel Elices

Educadora infantil, asesora en comportamientos y conductas infantojuveniles, asesora en mediación familiar, educadora en valores, asesora educativa e investigadora en educación emocional y disciplina positiva. Community Management y Social Media.

comentarios

Clic aquí para comentar

  • Hola Mel!
    Bueno este tema vaya que es interesante, delicado y que desgraciadamente se debe de hablar porque existe y no solo en los grados de secundaria, bachillerato o universidad, en las primarias se ve, te cuento que yo tuve una experiencia de un compañero que me acosaba, creo que de alguna manera me supe “defender” pero como dices en tu articulo hay maestros que el hecho de que eres mujer tu eres quien provoca, o porque si estas en la primaria creen que es cosas de niños y pasa pero no era así este niño me seguia a todos lados por suerte mia supe poner un alto a tiempo de la mejor manera y me dejara de molestar, pero hay casos extremos que terminan en tragedia.

  • No hay nada peor que ser indiferente a este tipo de situaciones, si queremos realmente ver un cambio en la sociedad no debemos ser testigos mudos de lo que pasa a nuestro alrededor.

  • Este artículo me ha resultado alarmante Mer, este tema es muy serio y nadie deberíamos volver la cabeza hacia ningún lado que no fuera la responsabilidad porque sí, ante casos de este tipo, todos tenemos mucho que hacer. Los padres, educadores y el resto de la sociedad. No podemos mirar hacia otro lado cuando hay niños que lo están pasando realmente mal, tanto que en ocasiones, las menos afortunadamente, se quitan la vida así que creo que sólo por eso deberíamos afrontarlo de manera comunitaria yendo todos hacia el mismo lado, es muy grave lo que denuncias. Un abrazo

  • Increíble que en esta época todavía se hagan los de la vista gorda y se queden callados antes estas lamentables situaciones. Lo de que es mejor para que se hagan fuertes es una forma más de violencia y contribuye a empeorar. Ni los padres ni los profesores pueden ocultar la realidad en la que vivimos y no hacer nada, los maestros y padres estamos para parar esto y proteger a los alumnos e hijos.

  • Es un tema sobre el que he reflexionado a menudo desde que esta tan en boga el acoso escolar. Pienso que buena parte de que el problema del acoso se haga tan peligroso es que los profesores o personal del centro docente miran para otro lado cuando ocurren cosas así a veces por desidia y a veces por no meterse en problemas y el bulling es algo contra el que tenemos que luchar todos, cualquier persona que lo veo lo debería detener y denunciar, bss Mel

  • Es un tema muy actual y muy delicado. A mi mi padre me enseñó a defenderme. Lo mismo hice con mi hija. Pero esto era hace mucho tiempo y no había internet. Como oí hace poco, el acoso sigue fuera de las puertas del colegio…No entiendo que haya profesores que pasen de este problema, ya que son responsables de los niños en el horario lectivo.

  • La verdad es que las situaciones van de par en par, por un lado pueden ser ellos mismos los que acosan a estudiantes, por otro los que permiten y no dicen nada y en algunas ocasiones las víctimas. Como todo en la vida hay muchos frentes, el asunto está en que reflexionemos sobre el tema y a la final decidamos si denunciar es una buena opción o si mejor seguimos callados y esperando :/

  • Yo pienso que también depwnde mucho del entorno y la escuela. Porqué a veces si quieren hacer algo los profesores, no se puede, ya sea por los padres o directivos, o si lo intenta y no pasa nada…
    Yo creo que deben intentar pero todos debemos ser pro activos con esa situación y desde el preescolar inculcar el ser respetuoso y amigable con todos al alumno

  • Se te ha olvidado mencionar por ahí que algunas veces los propios profesores son los que acosan. No es la tónica pero tampoco es infrecuente. De hecho, yo he sufrido esta clase de situaciones al menos tres veces en mi vida: dos con dos profesoras de Lengua y otra más con un profesor de Tecnología (y es posible que haya más que olvidé oportunamente).

    Por otro lado se te olvida que muchos de los profesores que hay hoy en día en las aulas llegan de rebote por no haberse podido dedicar a la labor que perseguían realmente, y haberse tenido que reciclar. Como se solía decir, son de los que creen que “el que vale hace, y el que no, enseña”. Entonces, se puede comprender la desidia o el trato negligente de algunos de estos hacia los alumnos, ya que en principio solamente están ahí por llenar la nevera. Ni más ni menos. Ni por pasión ni por vocación. Y parece ser que no les da la ética ni la integridad para intentar hacerlo bien, ya que no les queda otra.

    En cualquier caso, como puedes ver, tengo un sembrao de piedras que tirar a estas gentes. Así que mejor paro aquí. 😛
    Pero para mí, el mayor acoso escolar es el que sufren las personas que carecen de opciones adecuadas a sus capacidades porque simplemente no vale la pena tanto esfuerzo para atender sus NEEs cuando ya hay un programa al cual ceñirse que vale para ir tirando (cita literal).

  • Es una tristeza, maestros o incluso padres de familia que se hacen de la vista gorda por pensar que son niños y que de pronto ellos se van a empezar a autoregular….es una barbaridad. Me he topado con muchisimos de esos casos y casos con cosecuencias aun mas tristes.
    Gracias por compartir tu publicación

  • No me sorprende en lo absoluto lo que nos cuentas en esta entrada. Hasta el año pasado, mi hija sufrió mucho en su colegio. Pedí cita con la tutora, como no me dio porque se excusó diciendo que tenía a muchos padres citados con anterioridad, pedí una entrevista con el director. Me atendió y me derivó al tutor, total, mi hija terminó el colegio porque Dios es grande y ojo, es un colegio de los más normal, no hay un prestigio estorbando, es un colegio como cualquier otro. El tutor llegó a insinuarme que mi hija estaba loca, con 12 años, si lo estuviera, algún síntoma habría presentado en casa digo yo. Llegó al punto de no querer ir a clases, con eso creo que digo todo pero tal como tú dices, al parecer, es más fácil echar la culpa a los niños, sobre todo al que sufre y padece acoso, que mirar que es lo que no funciona en el establecimiento. Mi experiencia es muy mala y yo no la cambié de centro, sobre todo porque estaba en la recta final del curso y el último que haría allí, ya que no tienen ESO.

  • Ahora es que los profesores no hacen nada por evitar los atropellos entre estudiantes, a mi me toco ser acosada por un profesor que era peor y màs en ese tiempo que no habia apoyo de ninguna clase, es una pena que las cosas vayan de mal en peor, si por allà llueve por aqui no escampa.

  • Mel, coincido contigo, la labor de un docente no es simplemente explicar sino conocer y comprender a los alumnos. Creo que afortunadamente cada vez hay más profesores que ese implican y que si ven un tema de acoso toman cartas en el asunto. Sé que hay algunos que no tienen vocación y no se involucran pero quiero pensar que los que no actúan frente al acoso es por falta de conocimientos o de herramientas. No obstante, creo básico darle visibilidad a este tema, y dar importancia a la labor del profesor y conciencia que estos deben tomar medidas. Aquí el foco tiene que ir al al alumno, a que crezca como persona, a que se desarrolle la inteligencia emocional en las aulas, no se puede permitir que un niño tenga que cambiar de centro o incluso consecuencias peores por la negligencia del sistema

  • Hola 🙂

    Son diversos los factores por lo cual suceden estas cosas o este tipo de comportamientos, ciertamente como mencionas la falta de interes, ya sea por falta de empatia, o por que es mejor no meterse que después puede ser contra producente, tambien las leyes cambian y a veces no es justo para ninguna parte.

  • Es una lástima que ocurran estas cosas, yo creo que algunos de los que no denuncian es o por miedo o por quitarle hierro al asunto y que las cosas no vayan a más, o simplemente se “acostumbraron” a esa situación, lo que no deja de ser triste, por supuesto. También me da mucho coraje la parte opuesta, los profesores que ni se inmutan cuando un alumno le está pidiendo a gritos su ayuda y no mueven un dedo, pienso que en este caso puede ser peligroso con todo lo que estamos viendo sobre el acoso escolar en el último tiempo.

    Un saludo.

Mel Elices escribe este blog

Cursos Memoryteca

Aprendiendo En Positivo

Y si te gustan las series y leer…

Un click ayuda al blog

  • loading...

¿Me invitas a un café?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Loading...
Facebook Messenger for Wordpress