Pedagogía

7 razones para aplicar el aprendizaje por proyectos

Cada vez son más centros educativos los que se deciden aplicar el Aprendizaje por Proyectos en las aulas y alejarse de las típicas clases tradicionales en las que los maestros y profesores únicamente imparten el temario y mandan deberes para casa. Esta metodología, da la oportunidad al estudiante de que sea él quién investigue un tema, de que sea consciente y protagonista de su propio aprendizaje.

De esta manera, se estará fomentando el pensamiento crítico. Además, favorece el trabajo cooperativo y la práctica de valores tan importantes como pueden ser: la empatía, el compañerismo, la solidaridad y el compromiso. Si tenéis interés de cómo podéis aplicarlo en vuestras aulas, echad un vistazo a esta entrada. 

En este post vamos a hablar de siete razones para investigar sobre el Aprendizaje basado en Proyectos y aplicarlo en el aula. ¡Vamos allá!

Organización, resolución de conflictos y trabajo en equipo

Los estudiantes aprenderán a planificar los objetivos, el contenido del trabajo y el reparto de actividades que cada miembro del grupo tendrá que realizar para que la tarea sea un éxito. Además de eso, adquirirán herramientas para la resolución de conflictos y pondrán en práctica dentro del equipo valores como el compañerismo, la ayuda mutua, la tolerancia, la asertividad y la empatía. 

Pensamiento crítico, autonomía e investigación propia

Con el Aprendizaje basado en Proyectos los estudiantes desarrollarán mucho el pensamiento crítico. Tendrán que ser ellos los que pregunten, los que busquen información, los que reflexionen y los que investiguen sobre el tema propuesto a realizar. De esta manera, los alumnos estarán siendo más autónomos e independientes.

Y se estarán alejando de lo que viene siendo la sumisión educativa al tener más flexibilidad y libertad de expresión en las aulas y en la adquisición de conocimientos. Además de eso, al hacer una investigación propia seguramente se genere debates dentro del grupo y con los demás compañeros de clase. Y no hay que olvidar que eso es increíblemente enriquecedor tanto para los docentes como para los estudiantes.

Aprender haciendo y compromiso de los alumnos

Los estudiantes son los encargados de sacar el proyecto elegido adelante. Como tal, se fomenta y se favorece la responsabilidad y el compromiso de los alumnos para que todo salga bien. De esta manera, investigará por su cuenta, debatirá con sus compañeros, buscará información dentro y fuera del centro educativo, preguntará y pedirá asesoramiento a su profesor. Es lo que viene siendo la práctica de “aprender haciendo”. Como decíamos antes, en el Aprendizaje por Proyectos los estudiantes son los protagonistas de todo el conocimiento que van adquiriendo.

Motivación, ilusión y emoción

Con esta metodología los alumnos son conscientes de todo lo que están aprendiendo. Y se dan cuenta de que ellos han sido los que han buscado la información, los que han investigado, los que han preguntado, los que han pedido ayuda en caso de necesitarla y los que se han comunicado con los compañeros para poner en común todas las ideas para el proyecto.

Por esos motivos, los alumnos se sentirán satisfechos, útiles y valorados. Y como tal, motivados, ilusionados y emocionados de que se esté dando un proceso de aprendizaje auténtico, adecuado, participativo, significativo, activo y adaptado a las necesidades reales.

Mejora de la convivencia y el clima escolar

El Aprendizaje por proyectos favorece la participación y la integración de todos los estudiantes del aula. Aprenden a convivir entre ellos, a respetarse y a tener en cuenta las opiniones de los demás. Además, al ser una metodología activa y significativa llama mucho la atención de los alumnos que habitualmente están ausentes o no prestan mucha atención en las clases.

De esa manera, los estudiantes aplicarán todo lo aprendido en las aulas en casa y también favorecerá mucho la convivencia familiar y con el resto del entorno de los alumnos. 

De estudiantes pasivos a alumnos activos

No nos sorprende que todavía hoy, muchos centros educativos sigan una metodología tradicional y sumisa en las aulas. Es decir, los maestros y profesores se dedican a impartir los temarios, a mandar deberes y a corregir exámenes. Los estudiantes en este aspecto no están siendo activos ni están adquiriendo un aprendizaje auténtico ni significativo.

Sin embargo, con el Aprendizaje por Proyectos son ellos los que tienen que buscar la información, los que tienen que aportar ideas, tienen que reflexionar y tienen que moverse para conseguir que su proyecto sea finalizado con éxito. 

Docentes que guían, apoyan y acompañan

Con el Aprendizaje por Proyectos los maestros y profesores se alejan del rol del profesor tradicional en el que simplemente se transmite conocimientos. Con esta metodología, los docentes se implican, se involucran con los estudiantes, les guían, les apoyan y les acompañan. Además de todo eso, animan para que se produzcan lluvias de ideas, debate y comunicación entre los alumnos. De esta forma, los profesores pasan a estar más activos, más motivados e ilusionados de ver a los estudiantes más emocionados en sus clases. 

Mel Elices

Educadora infantil, asesora en comportamientos y conductas infantojuveniles, asesora en mediación familiar, educadora en valores, asesora educativa e investigadora en educación emocional y disciplina positiva. Community Management y Social Media.

Añadir comentario

Clic aquí para comentar

Mel Elices escribe este blog

Cursos Memoryteca

Aprendiendo En Positivo

Y si te gustan las series y leer…

Un click ayuda al blog

  • loading...

¿Me invitas a un café?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Loading...
Facebook Messenger for Wordpress