Educación Pedagogía

El cambio educativo empieza en las aulas y en las familias

Sí, muchos de nosotros deseamos un cambio educativo. Todos queremos que el sistema se transforme por completo y que se adapte de verdad a docentes, estudiantes y familias. Desafortunadamente (y no sé si vosotros pensáis lo mismo que yo), tengo la sensación de que la educación de ahora es prácticamente la misma que cuando yo estudiaba educación primaria. Y de eso ya algunos años.

Los alumnos siguen haciendo una cantidad excesiva de deberes (incluso cuando expertos de la educación y de la psicología recomiendan eliminarlos por la salud y el ocio de los niños y jóvenes), siguen existiendo los exámenes (incluso cuando muchos expertos de la educación y de la psicología han expresado que no es un sistema de evaluación eficaz y que lo único que hacen es generar estrés y un aprendizaje fingido a los estudiantes). Y todavía en muchos centros educativos, los alumnos se quedan sentados en las sillas sin poder moverse escuchando al profesor.

Algunos me diréis que poco a poco están cambiando las cosas. Que poco a poco la educación se está transformando. Y yo pregunto: ¿de verdad lo está haciendo? ¿de verdad se está produciendo ese cambio tan deseado? Lo que yo veo es que algunos docentes y algunas familias se han dado cuenta de que el camino no era el correcto y decidieron en su momento intentar actuar y enseñar de forma diferente. Son maestros que tienen en cuenta la educación emocional, la creatividad, la imaginación, los valores y los sentimientos de los estudiantes. Y son familias que no creen que sus hijos sean unos simples números.

Aunque el trabajo que están haciendo esos maestros y esos padres es increíble y valioso, para mí no es suficiente. Estamos hablando de pocos profesores innovadores y de pocas familias que son capaces de mirar más allá de las calificaciones. Sí, hay escuelas y centros educativos alternativos que pueden respetar más el ritmo de los niños y de los jóvenes. Pero, ¿cuánto cuestan esas escuelas? ¿Qué gastos supondría para unos padres de clase media pagar una matrícula en un centro de esas condiciones? Obviamente, una barbaridad.

Tenemos delante de nuestras narices una educación pública gratuita y para todos que está siendo ofendida por los políticos. Pero los políticos no tienen la culpa de todo. Para que se produzca un cambio educativo, la transformación debe comenzar por las aulas y por las familias. Y seamos sinceros: no todos los centros educativos y no todos los padres están dispuestos si quiera a escuchar hablar de que otra educación de verdad es posible. ¿Sabéis que hay colegios que han despedido a maestros por ser demasiado innovadores y querer plantear nuevas metodologías? ¿Sabéis que hay padres que han exigido a los docentes que manden más deberes para casa y que elabore más exámenes?

Eso es lo que hay que cambiar. El cambio educativo no puede ser realizado por unos pocos. Tampoco por media parte de la sociedad. Esas personas que están en contra de la nueva educación, que se resisten a escuchar, a ampliar los horizontes y a investigar, tienen que darse cuenta por ellos mismos que el cambio educativo es totalmente necesario. Llevamos con la misma metodología y con el mismo sistema demasiados años.

En educación primaria yo tuve que aguantar horas sentada en una silla sin levantarme escuchando al profesor. Yo tuve que aguantar irme a la cama a las once de la noche por terminar los deberes (eso cuando no me los terminaban mis padres). Y tuve que aguantar el estrés innecesario de los exámenes. Hoy, leo en grupos de redes sociales los comentarios de las familias y veo que no hemos avanzado casi nada.

De hecho, muchas de sus afirmaciones me recuerdan a la educación tradicional que tuve yo en la época que os comentaba antes. Y ahí es dónde está el error. Ellos hablan de pocos maestros que se ilusionan, que se emocional y que inspiran. Hablan de un exceso de deberes, de exámenes y de sumisión. Hablan con poca esperanza, desilusionados, desmotivados. Y si están así las familias, os podéis imaginar cómo deben estar los estudiantes que están “presos” en un sistema que se niega a avanzar y que sigue siendo el mismo desde hace muchísimo tiempo.

“Es que la culpa es del gobierno y de la burocracia”. Sí, puede que ellos tengan una gran parte de la culpa. Pero sé de casos (noticias que han salido en periódicos) de centros educativos (públicos) y profesores que han cambiado por completo su forma de enseñar y sus metodologías: han eliminado los exámenes, las calificaciones, las notas y los deberes. Solo tenéis que hacer una búsqueda rápida en Google y encontraréis muchísimos.

Y el resultado que han tenido ha sido increíble y maravilloso: los alumnos están encantados, motivados, ilusionados, emocionados y tienen un montón de interés en aprender. Así que sí se quiere sí se puede. El problema que tenemos es que no todos quieren. No todos quieren esforzarse, no todos quieren renovarse y no todos piensan en los que realmente son los importantes de todo el proceso: los estudiantes.

Mel Elices

Educadora infantil, asesora en comportamientos y conductas infantojuveniles, asesora en mediación familiar, educadora en valores, asesora educativa e investigadora en educación emocional y disciplina positiva. Community Management y Social Media.

comentarios

Clic aquí para comentar

  • Buenas guapa!!

    Tu artículo me ha parecido bastante interesante… aunque he de decir que te equivocas. Ahora ha salido un nuevo tipo de educación que se está poniendo en práctica en varios centros de España. En Catalunya tenemos varios y la verdad es que los veo ideales. Se trata de mezclar todas las asignaturas en proyectos. Donde los alumnos son los que exploran y los profesores los que guían. Te dejo un enlace para que puedas verlo, es de la tv3, está en catalán la mayoría del reportaje.

    http://www.ccma.cat/tv3/alacarta/30-minuts/una-altra-escola/video/5620064/

    Un besazo!

  • Como maestra te digo que me gusta mucho lo que dices, aunque hacer deberes no es negativo siempre que no les cargues cada día con 20 páginas para hacer. Yo no les pongo todos los días pero si un día no han acabado la tarea pues de deberes para casa, así no se queda a medias. Pienso que el equilibrio es la clave. Saludos.

  • Como maestra te digo que me gusta mucho lo que dices, aunque hacer deberes no es negativo siempre que no les cargues cada día con 20 páginas para hacer. Yo no les pongo todos los días pero si un día no han acabado la tarea pues de deberes para casa, así no se queda a medias. Pienso que el equilibrio es la clave. Saludos.

  • Hay mucho que hacer en este tema pero estoy contigo que no todo está fuera sino todo lo contrario, hay mucho que hacer en casa con nuestros hijos y a veces es sumamente difícil pero tanto como necesario así que hay que dar el paso ya porque últimamente leo cosas de nuestros jóvenes que me aterrorizan, y no me refiero precisamente a su novel académico. Muaks

  • Hay mucho que hacer en este tema pero estoy contigo que no todo está fuera sino todo lo contrario, hay mucho que hacer en casa con nuestros hijos y a veces es sumamente difícil pero tanto como necesario así que hay que dar el paso ya porque últimamente leo cosas de nuestros jóvenes que me aterrorizan, y no me refiero precisamente a su novel académico. Muaks

  • Este tema es bastante delicado, bien es cierto que siempre hemos tenido tareas que hacer en casa y no nos pasaba nada ahora si lo que veo excesivo es la cantidad de tareas extraescoleres que le ponen los padres a los hijos con tal de tenerlos entretenidos. Creo que parte de la infancia es jugar y relacionarse con más niños, es como se aprende a ser persona y este aspecto lo están dejando a un lado.

    Un beso, Maquillando Sueños

  • Me he emocionado leyendo tu Post porque esa clase de educación es la que necesitan los alumnos para que algún día podamos cambiar las cosas erróneas que hay en este mundo, yo creo firmemente que la base de un mundo mejor esta en la educación, es el pilar. Siempre pensé que el educador debe ser una persona abierta, motivada y totalmente consciente de la importancia de su labor como tú, un besazo y sigue luchando por una educación mejor

  • La educación es un trabajo de dos. Familia y maestros van de la mano. Se necesita muchas cosas por cambiar, es un camino lento y que pocas personas están o quieren iinvolucrarse. Lo penoso es que; todo lo que somos hoy en día se debe a la educación que hemos rrecibido.

    Un placer leerte.

    Saludos.

  • Hola guapa!! no puedo estar más de acuerdo contigo. No es normal que los niños estén toooooda la santa tarde haciendo una tarea tras otra dia tras dia. Algo tiene que cambiar y no solo de las altas esferas, lo que pasa es que suele ser más cómodo que nos lo den todo mascado, no movernos mucho del sofá, no tener enfrentamientos con nadie y no pensar en lo que se puede mejorar . Algo está cambiando, como dices, pero creo que muy lentamente. Gracias por compartir tu opinión, me ha parecido un post muy interesante. Besos!!

  • Realmente ya tenemos la costumbre de echar la culpa al gobierno de todo, pero siguen habiendo personas de mente muy cerrada que no creen que otro tipo de educación sea posible y es una lástima que esto suceda con lo que ha avanzado la sociedad para algunas cosas y lo retrasada que es para otras.

  • Hola, realmente creo que el trabajo empieza en casa, dentro el seno familiar, es lo principal, como puede ser que la culpa de todo lo tenga la administración, y los padres donde quedan? no son ellos los que estan educando? Deben dar el apoyo a los educadores y no que los educadores se encuentren con un muro a su alrededor!!!! cada vez es más complicado, asi crecen los niños

  • Hola Mel! Yo tengo amigas y familiares que trabajan en colegios como directoras o profes y yo creo que el cambio no sólo tiene que venir por parte del colegio, sino también por parte de la familia, que empiece desde casa. Yo creo que he tenido la suerte de que mis padre nos han inculcado unos valores, mismos valores que mi hermano inculca a sus hijos y veo a mi sobrino con casi 14 años muy centrado para su edad, a diferencia de sus compañeros de clase u otros niños de su misma franja de edad. En mi época nadie se quejaba de los exámenes ni trabajos ni nada, y no hemos salido nada mal jajaja pero a mi eso de eliminar los exámenes no me parece corrector, porque entonces vamos a crear una generación donde les vamos a dar las cosas hechas…

Mel Elices escribe este blog

Cursos Memoryteca

Aprendiendo En Positivo

Y si te gustan las series y leer…

Un click ayuda al blog

  • loading...

¿Me invitas a un café?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Loading...
Facebook Messenger for Wordpress