Educación Escuela para padres

La Educación Sexual es vital para la identidad de los adolescentes

Alguien acaba de pasar un vídeo pornográfico por el grupo de clase en una red social. Lo he visto de pura casualidad y me pregunto cuántos más habrán compartido. No me gusta que mis hijos vean ese tipo de sexo. Pienso sobre este tema durante unas horas: ¿por qué buscan pornografía los adolescentes?, ¿qué puedo hacer para evitarlo?, ¿qué pasa si lo prohibo?

Creo que se recurre a la pornografía, sobre todo, por curiosidad, porque el impulso sexual existe y requieren información lo más explícita posible ya que los libros y las explicaciones de los adultos aclaran muy poco. Suelo dar clases prácticas a mis hijos sobre cualquier habilidad que deban aprender, pero en este caso no es posible, no se trata de cocinar o pintar. Prohibir estos vídeos sería una tontería, pues todo lo prohibido resulta más atrayente. Lo mejor será abordar el tema de frente.

—Chicos, hoy vamos a hablar de sexo y a ver vídeos porno.

— ¡Mamáaaa! —exclaman porque la sorpresa es mayúscula y se han quedado fuera de juego.

—Hacer el amor es una de las vivencias más bonitas, más satisfactorias y más intensas que se pueden experimentar en la vida. En algunos casos, también, puede ser algo desagradable, incluso, traumático. Todo depende de con quién se haga y cómo. Quiero dejaros claro que hacer el amor no es lo que ahora se dice “follar” (perdón por la vulgaridad, pero es el vocabulario adolescente)

Follar tiene una connotación de “aquí te pillo y aquí te mato”, de inmediatez, de simple satisfacción del impulso sexual, de chapuza para aplacar un instinto y nada más. Hacer el amor es distinto, implica sentimientos, respeto por la pareja y se lleva a cabo con un intercambio de cariño; depende del día será más o menos apasionado o con juegos o fantasías.

¿Veis la diferencia? Para follar sirve cualquiera, para hacer el amor necesitáis a alguien que os quiera. Terminado el acto, en el primer caso quizás se haya aplacado el deseo sexual, pero nada más. Hacer el amor es, incomparablemente, más agradable; además de la unión sexual, también, se produce una unión emocional. Creo que no existe nada más intenso. ¿Sabéis una cosa? quien ha hecho el amor ya nunca se conformará con menos.

Si deseamos tener una experiencia positiva, se precisa una pareja estable que nos quiera de verdad, no vale uno que acabas de conocer. ¿Cuándo y cómo? Cuando estéis preparados y haya una oportunidad de hacerlo bien, porque las chapuzas suelen dejar a alguien insatisfecho. Antes, todo era pecado y se tenía que llegar virgen al matrimonio; ahora, pasamos del biberón al preservativo, y ambos extremos son un error. Se han banalizado las relaciones sexuales hasta convertirlas en un pasatiempo como la televisión o la Play. ¿Entendéis que no es lo mismo?, las implicaciones personales y las consecuencias son mucho más serias.

No os estoy prohibiendo las relaciones sexuales, al contrario, espero de vosotros que investiguéis, que os forméis, que seáis muy buenos amantes y que disfrutéis. Es necesario que experimentéis, pero tenéis que hacerlo bien. Llegar virgen al matrimonio es una equivocación. ¿Qué sucede si dos personas son incompatibles sexualmente? Podrán ser amigos, pero no pareja porque cuando el sexo disgusta se convierte en un veneno que estropea la relación.

Aunque la pornografía no me gusta, he buscado en Internet unos vídeos cortitos y vamos a comentarlos para que veáis que ahí no aprenderéis nada que valga la pena. Ya sabéis en qué consiste básicamente el coito, observemos cómo lo ejecutan.

Tras el visionado y las risas, pasamos un rato comentando las escenas y llegamos a las siguientes conclusiones:

  • Es muy artificial, muy mecánico.
  • No se miran a los ojos, no hay un intercambio emocional, no hay confianza.
  • Apenas hay caricias, falta la ternura.
  • No se hablan, ni se dicen que se quieren, ni expresan sus preferencias en el juego sexual.
  • No se ríen ni bromean, y hacer el amor debe ser, sobre todo, divertido
  • Realizan toda clase de penetraciones como si se tratara de un concurso. Parece que estén realizando una lista de posturas por obligación en lugar de disfrutar.
  • Es más obsceno que erótico. Carece de sensualidad, elegancia y naturalidad, es todo más bien de mal gusto y ordinario.

— ¿Tenéis claro que la pornografía solo sirve para aprender cómo no se hace el amor? Estupendo. Otro día os cuento los secretos para seducir, complacer y ser un buen amante, porque como lo hagáis tan mal como estos del vídeo…, os dejarán todas las parejas.

Cuando nuestros hijos echen a volar solitos se enfrentarán a muchas cosas nocivas: droga, juego, alcohol, maltrato, amistades inconvenientes, depredadores sexuales, etc. La pornografía es solo una más. Lo mejor que podemos hacer es proporcionarles información en cantidad y calidad que los oriente hacia una sexualidad sana, responsable y divertida, y serán capaces de discriminar por sí mismos lo que no les conviene.

Milano

Añadir comentario

Clic aquí para comentar

Mel Elices escribe este blog

¡Memoryteca está de aniversario!

Aprendiendo En Positivo

Y si te gustan las series y leer…

Un click ayuda al blog

  • loading...

¿Me invitas a un café?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Loading...
Facebook Messenger for Wordpress