Educación Pedagogía

La educación tradicional ya no es la más adecuada para los alumnos

Bajo algunos cursos de excepción, recuerdo mi etapa de educación obligatoria aburrida, poco motivadora, poco flexible y con objetivos puramente académicos e intelectuales. Los alumnos nos sentábamos en las sillas, sacábamos los cuadernos y lápices de nuestras mochilas y nos poníamos a copiar. A copiar o a repetir enunciados y letras. Una y otra vez. Puedo llegar a entender, que no hubiera otro tipo de metodología que esa años atrás, pero hoy… hoy ya no vale esa excusa. Los docentes y centros educativos, tienen ante ellos un montón de información, un montón de documentación, y una multitud de investigaciones que les pueden ayudar a mejorar su trabajo. Internet les da la posibilidad de buscar, de encontrar, de desarrollar, de inspirarse y coger actividades innovadoras para hacer con sus alumnos.

De nada sirve decir que la educación tradicional, tal y como la conocemos todos, es la mejor que hay, porque no es cierto. Y no es cierto por una sencilla razón: el sistema educativo no está adaptado a los alumnos de hoy. Quizás en mi época, con la justificación de que no existía otra cosa, los alumnos nos teníamos que aguantar con las metodologías que se aplicaban. Pero exponer esa misma justificación en los tiempos en los que estamos, sería ruin y mezquino. “Nosotros seguimos una educación tradicional, que es la mejor para nuestros alumnos”, dicen algunos centros educativo, pero no es cierto. Esa educación está provocando que suban las estadísticas de abandono escolar, esa educación está provocando que los alumnos no tengan curiosidad ni interés por aprender en las aulas. Esa educación no tiene en cuenta los talentos de cada estudiante, y tampoco desarrolla su creatividad. Esa educación, está obsoleta desde hace mucho tiempo.

La educación tradicional no favorece la diversidad de ideas, no fomenta el pensamiento crítico, no tiene en cuenta las opiniones de los alumnos. El máximo objetivo es conseguir que los estudiantes aprueben, y que no se rebelen en clases. La educación tradicional, no quiere saber nada de la expresión de emociones ni de sentimientos, y mucho menos de nuevas metodologías para aplicar con los alumnos. Evidentemente, no hay un lugar para investigar, para documentarse, para pensar. En la educación tradicional, los profesores no son más que profesionales que imparten una materia, corrigen exámenes y mandan deberes a los estudiantes para casa. No son agentes de transformación, no son agentes de cambio. Siguen al pie de la letra un sistema educativo que no beneficia en absolutamente nada a sus alumnos. Pero es lo más fácil y menos complicado.

Si os digo la verdad, no comprendo del todo esa resistencia de muchos centros educativos a innovar, a transformar, o a luchar por una nueva educación. Deberían saber que la educación de años atrás, no es la más adecuada para los alumnos de hoy. Deberían saber que están caminando por el sendero equivocado, y que los únicos perjudicados son los estudiantes y las familias. Los alumnos son los que están sufriendo de nuevo. Algunos de los más pequeños, no quieren ir al colegio, para ellos es como una jaula. Cuando son más mayores y están en primaria, han asimilado que tienen que ir por obligación. Pero ningún niño debería ir de forma obligada al colegio, sino por voluntad propia y con ilusión. Y cuando los alumnos están en Educación Secundaria, hacen lo posible por no ir a clase, no sienten interés por lo que dice el profesor, y pierden poco a poco su creatividad.

No soy una experta en educación, pero desde mi opinión personal creo que pasan esas cosas por las metodologías y la vocación. Puede que me equivoque. Puede que todas las personas, que creemos que el problema reside ahí nos equivoquemos, pero merece la pena intentarlo. Merece la pena intentar que en los centros educativos únicamente haya maestros de corazón. Maestros que adoren su trabajo, que lo hagan con pasión, con positivismo, con ilusión y con emoción. Docentes que se impliquen, que tengan en cuenta a los estudiantes, que les conozca. Que sepan cosas de ellos y que intenten comprenderles. Maestros que apliquen valores, que profundicen, que miren mucho más allá de las calificaciones y de los exámenes. Yo les llamo maestros de luz. Metodologías que fomenten la escucha activa, el trabajo en equipo, el aprendizaje por proyectos, el cooperativo y el creativo. ¡Metodologías en las que sean importantes los juegos! Y metodologías que favorezcan la expresión de emociones, las ideas, el pensamiento crítico, la creatividad y el talento de cada estudiante.

Muchos centros educativos ya se han sumado al cambio. Muchos colegios ya cuentan con esos maestros de luz que intentan transformar la educación. En algunos centros, se están llevando a cabo metodologías sin exámenes ni calificaciones, y han sido todo un éxito. De esta forma, los alumnos no se sienten presionados ni agobiados, están motivados, ilusionados, felices y encantados de aprender cosas nuevas cada día. Los docentes, disfrutan cada día al ver que los estudiantes van a las clases contentos y emocionados. También se sienten valorados al ser conscientes de que lo que están haciendo, es reconocido por los alumnos y las  familias. Y eso, les da fuerza para seguir implicándose con la transformación de la educación. Una nueva educación que sí que está adaptada a los estudiantes, familias y profesores. Una educación que sí prepara a los alumnos para la vida y para afrontar situaciones cotidianas. Y una educación, que tiene en cuenta la diversidad de opiniones y la inteligencia emocional. Entonces, hay algo que se me escapa entre los dedos: ¿por qué sigue existiendo la educación tradicional y nuestro obsoleto sistema educativo?

Mel Elices

Educadora infantil, asesora en comportamientos y conductas infantojuveniles, asesora en mediación familiar, educadora en valores, asesora educativa e investigadora en educación emocional y disciplina positiva. Community Management y Social Media.

Añadir comentario

Clic aquí para comentar

Mel Elices escribe este blog

Cursos Memoryteca

Aprendiendo En Positivo

Y si te gustan las series y leer…

Un click ayuda al blog

  • loading...

¿Me invitas a un café?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Loading...
Facebook Messenger for Wordpress