Educación Pedagogía

Si no te apasiona ser profesor, búscate otro trabajo

Como cualquier domingo, me encontraba navegando por Internet y leyendo blogs de compañeros. Hasta que una persona a la que admiro muchísimo me pasó una noticia por Facebook. Al leer el titular me quedé a cuadros: “condenan a una maestra por meter a un niño de tres años en un cubo de basura”. Yo no podía creerlo. No podía creer que a un profesor se le hubiera ocurrido la idea semejante idea. Por mucho que le doy vueltas no consigo que me entre en la cabeza.

Si leemos la noticia, la maestra condenada a un año y tres meses de prisión (y por supuesto con la inhabilitación especial para ejercer su trabajo en cualquier centro público o privado del país), expresó que estaba aplicando un método pedagógico llamado “tiempo fuera”.

Yo no soy partidaria de que los maestros sigan esta técnica en las aulas (si es que todavía hay alguien que la utilice), pero en todo caso “el tiempo fuera” no es ni mucho menos en un cubo de basura.

Os mentiría si la noticia no ha hecho que me lleve las manos a la cabeza de pura impotencia (y menos mal que esta vez el juez sí que ha actuado justa y adecuadamente). Que quede claro una cosa: no estoy tratando de generalizar.

Creo que nadie obliga a nadie a ser maestro ni profesor. Entonces, ¿por qué eligen ese trabajo si no les apasiona?

Estoy hablando de esos señores y señoras (porque no me da la gana utilizar las palabra profesor ni maestros con ellos) que están trabajando en los centros educativos sin querer, sin sentir emoción ni ilusión. Lo único que hacen estas personas es amargar la vida a los estudiantes, que no tienen culpa.

Me parece bochornoso que se estudie una carrera como es Magisterio sin una vocación auténtica y como un comodín para intentar tener un sueldo fijo a final de mes y un trabajo estable. ¡Como si la enseñanza hoy en día fuese un empleo estable y bien remunerado!

Pero todavía me parece peor cometer en las aulas actos que pueden dañar (tanto física, psicológica y emocionalmente) a los estudiantes: abuso de poder, malas palabras hacia los estudiantes, el uso de etiquetas, humillaciones y por supuesto cualquier tipo de agresión.

Lo que ha hecho esta mujer (porque no es una maestra ni una profesora ni una profesional de la educación) no es una técnica pedagógica si no un delito. Al meter a un niño de tres años en un cubo de basura creo que ha cubierto todos los actos condenados de los que hablaba antes.

Los únicos perjudicados por una mala actitud docente, son los estudiantes. ¿Acaso ellos no importan? 

La enseñanza es una profesión vocacional, humana, comprometida y sensible. ¿Por qué hay personas que se dedican a ellos sin disfrutar de lo que están haciendo? Nadie obliga a nadie a ser profesor, eso está claro.

Con la docencia (me es indiferente la etapa) no vale decir eso de: “bueno, es que quizás todavía no haya encontrado la vocación en esto”. Para averiguar si de verdad sientes pasión por enseñar y por el mundo educativo están las prácticas que toda carrera o ciclo formativo tiene.

En ese momento, se ve si uno quiere dedicarse a la profesión o no. Tengo amigas que al acabar la teoría del grado superior de educación infantil con estupendas notas, tuvieron que dejar a medias las prácticas porque no era lo que ellas creían. Lo dejaron y buscaron otra cosa, pero no siguieron haciendo algo que no les gustaba.

¿Qué sentido tiene dedicarse a algo por lo que no te emocionas ni te ilusionas? Para mí sería increíblemente complicado. Y tampoco sería capaz de estar en un trabajo únicamente por el sueldo, por las vacaciones y por los puentes. Vamos, me sentiría totalmente desgraciada y vacía. Estoy segura de que muchos alumnos tienen como modelo a seguir a algún profesor de su centro educativo.

Los docentes sin ilusión transmiten desmotivación a los alumnos. 

¿Qué ejemplo estarían dando estos señores y señoras que se esfuerzan mínimamente en las aulas y que no hacen nada por inspirar a los estudiantes? ¿Qué ejemplo están dando si meten a un niño de tres años en un cubo de basura? (Cuando pienso en esa escena me entran verdaderos escalofríos).

Por favor, si no te gusta ser profesor, si no te gusta ser maestra de infantil, déjalo. Dedícate otra cosa. Vete del centro educativo y termina con tu amargura y con la de tus alumnos, porque prácticamente les estás enseñando eso: amargura. Deja las aulas para maestros con vocación, maestros auténticos que adoren y respeten su profesión.

Maestros que se impliquen y que se involucren. Maestros que quieran dar lo mejor de sí mismos en cada día. Bastantes de estos maestros, desafortunadamente, están en el paro o deambulando de un colegio a otro en busca de una buena oportunidad. Por eso, si me estás leyendo, deja tu empleo para que otro profesional muchísimo mejor que tú, pueda hacer las cosas bien.

Mel Elices

Educadora infantil, asesora en comportamientos y conductas infantojuveniles, asesora en mediación familiar, educadora en valores, asesora educativa e investigadora en educación emocional y disciplina positiva. Community Management y Social Media.

comentarios

Clic aquí para comentar

  • Yo, lamentablemente soy uno de esos docentes, siento que no sirvo para esto pero en mi familia nunca me apoyaron para:

    1. No entrar a la carrera (Obligado).
    2. No cambiarme de carrera (3 veces se los pedí).
    3. Salirme del trabajo actual que tengo de profesor (No tengo ánimos de pelear porque siento que no tengo voz… no escuchan como me siento…).

    Siento profunda lástima por los chicos, ya que no tienen a un profesor en frente, sino que tienen a alguien que esta (como lamentablemente bien dices tú) ocupando el puesto de alguien mas.

    Saludos

  • Cierto… pero considerar la labor docente como “trabajo” es ubicarla en una línea de “oficio”
    recordemos que se escucha… la labor docente es un “apostolado” y ello creo es más que
    un “trabajo”

Mel Elices escribe este blog

Cursos Memoryteca

Aprendiendo En Positivo

Y si te gustan las series y leer…

Un click ayuda al blog

  • loading...

¿Me invitas a un café?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Loading...
Facebook Messenger for Wordpress