Educación Pedagogía

"¿Qué será de mis estudiantes si no aprenden a ser personas?"

Hace unos días, antes de que terminase una conversación educativa muy interesante con un amigo que es profesor de secundaria me lanzó la siguiente pregunta para que reflexionase: “Mel, ¿qué futuro van a tener mis estudiantes si no aprenden a ser personas?” Todo el camino que hice hasta llegar a casa le estuve dando vueltas a la cabeza para buscar la resolución más acertada y aunque la estuve pensando mucho tiempo, creo que es muy complicado contestar a esa pregunta con una única respuesta.

El tiempo que estuvimos hablando me contó que le había costado mucho conseguir que los padres y la dirección del centro educativo donde trabajaran abrieran sus mentes hacia un modelo educativo diferente. Que algunos de sus compañeros docentes y él propusieron a las familias empezar a tener en cuenta los conceptos de educar para la vida, educación emocional y en valores, inteligencias múltiples, empatía, creatividad e imaginación. Me dijo que al principio tanto padres como la dirección se mostraron inseguros y reticentes de aplicar una metodología distinta a la tradicional, pero que hoy por hoy están encantados.

“Mel, una de mis labores como profesor es enseñar a los estudiantes a ser personas. Enseñarles a profundizar, a mirar más en el interior, y que no todo en esta vida es un sobresaliente o un notable”. Partimos de la idea que familias y centros educativos tienen que trabajar unidos y en equipo para educar a niños y jóvenes comprometidos, sensibles, con empatía y solidario. Obviamente, no vale relegar el trabajo en uno. En casa es fundamental que los padres enseñen valores importantes para el día a día de sus hijos y en las aulas reforzarles y hacer que aprendan otros nuevos.

Los colegios e institutos que se quedan únicamente con lo superficial, es decir, con las calificaciones, con los contenidos, con los objetivos, con el expediente académico, con los deberes y con los exámenes, desde mi punto de vista, están formando estudiantes incompletos. Y no solo eso, seguramente, los alumnos saldrán de las aulas con un mar de dudas, con una sensación de vacío increíble y sin saber ni conocer muchísimas cosas esenciales e importantes para la vida. Hasta quizás muchos de ellos no sepan gestionar los fracasos, ni los sentimientos ni sus emociones.

Si sigo reflexionando e intentando dar respuesta a la pregunta del título del post, me doy cuenta de que los estudiantes que no aprendan a ser personas lo van a tener bastante complicado a la hora de desempeñar un trabajo. Muchas empresas, han ampliado horizontes, han abierto mentes y ahora dan importancia a aptitudes como trabajar en equipo, ser colaborativo, tener iniciativa, ser creativo, ser imaginativo, tener la capacidad y habilidad de resolver conflictos, ser emocionalmente inteligente, ser comprometido. No sé qué podría pasar si no desarrollan todas esas cosas en casa y en los colegios.

Ahora, las empresas no solo dan importancia al expediente académico, si no que tienen muy en cuenta los valores de cada uno y las habilidades sociales.

“Mel, yo no decidí dedicarme a la docencia simplemente para corregir exámenes, mandar deberes, ser un buen orador e impartir las clases. Yo quería y sigo queriendo cambiar las formas de enseñanza”. Y menos mal que como él hay muchísimos más maestros y docentes de corazón que piensan y que están haciendo todo lo posible para hacerle un buen lavado de cara al sistema educativo actual que tenemos en España. Menos mal que cada vez son más profesionales de la educación los que se unen y trabajan para el cambio. Menos mal que hay maestros humanos, luchadores y llenos de sensibilidad.

Y digo menos mal, porque desgraciadamente no todos los centros escolares y no todos los profesores están dispuestos a cambiar, a transformar y hacer las cosas de manera distinta. Todavía están esos “maestros” que eligieron la profesión por la estabilidad o por tener un título en la pared. Todavía están esos “maestros” que ocupan las aulas sin merecerlo. Y todavía están esos “maestros” que se niegan a investigar otras metodologías y a tener un aprendizaje continuo. Con la cantidad de docentes auténticos que están en el paro o viajando de colegio en colegio haciendo suplencias de dos días o una semana…

Mel Elices

Educadora infantil, asesora en comportamientos y conductas infantojuveniles, asesora en mediación familiar, educadora en valores, asesora educativa e investigadora en educación emocional y disciplina positiva. Community Management y Social Media.

Añadir comentario

Clic aquí para comentar

Mel Elices escribe este blog

Cursos Memoryteca

Aprendiendo En Positivo

Y si te gustan las series y leer…

Un click ayuda al blog

  • loading...

¿Me invitas a un café?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Loading...
Facebook Messenger for Wordpress