Educación Pedagogía

¿Y si los niños estuvieran más en contacto con la naturaleza?

Desgraciadamente, vivimos en un mundo en el que todo va increíblemente deprisa. A veces, tengo la sensación de que no podemos disfrutar de casi nada porque el día no tiene más horas. Y eso, también influye a los niños. Ellos han nacido “con la tecnología debajo del brazo” y con toda la información habida y por haber a su alcance. Muchos, se sienten presionados, agobiados y estresados por todo lo que tienen que hacer en un día: fichas, deberes, estudiar, realizar trabajos, actividades extraescolares y un sin fin de tareas pendientes más. Soy de las que piensan que ni siquiera les da tiempo a asimilar todo lo que han aprendido y todo lo que han hecho, y esto puede provocar enfermedades graves como ansiedad, depresión, trastornos en el sueño y en la alimentación, y también puede afectar a su sistema inmunológico, estando más expuestos a infecciones.

Ahora, llega el verano. Y en el verano aunque muchos profesores manden cuadernillos de refuerzo, lecturas, y ejercicios para practicar en las vacaciones, los estudiantes tienen que descansar. Y eso, es obligatoriamente así. Tienen que descansar, desconectar y hacer las cosas que les gustan y que no han podido hacer durante el curso escolar. ¿Y qué mejor sitio para hacer todo eso en la naturaleza y de acampada? Desde el blog, queremos dar suma importancia a la educación en verde y a sus múltiples beneficios para los niños. ¿Y si en ese aventura en la naturaleza los educadores y monitores dieran vital relevancia al bienestar personal y a la educación emocional? Evidentemente, sería fantástico.

Pues precisamente, de eso va el post de hoy. Navegando hace unos días por Internet, llegué a una página que organiza y ofrece experiencias naturales para niños de 8 a 16 años. Se trata de la Fundación Tomillo Tiétar, que cuenta con una finca en el Valle del Tiétar, cerca del pueblo de Madrigal de la Vera y al pie del pico Almanzor en la Sierra de Gredos, a unos 180 km de Madrid. Vivir una experiencia en plena naturaleza, teniendo en cuenta las emociones y el bienestar de los niños, es algo increíblemente beneficioso para ellos y seguramente aprendan herramientas y recursos muy útiles para su día a día y para su posterior aplicación en el siguiente curso escolar.

¿Qué ventajas tiene una pedagogía en la naturaleza? 

  1. Independencia, autonomía y libertad: los niños que viven la mayor parte del año en la ciudad, cuando pasan algunos días en el campo y en la naturaleza, quedan totalmente fascinados. La sensación de libertad, de autonomía e independencia de poder explorar todo un mundo nuevo para ellos sin el peligro de las calles y el bullicio de la ciudad, es una experiencia increíblemente enriquecedora.
  2. Favorece el proceso de aprendizaje: todos aquellos que hayamos ido alguna vez de acampada de pequeños, sabremos que nos hemos caído con las raíces de los árboles, que nos hemos tropezado con las piedras, que hemos tocado plantas, cogido en nuestras manos mariquitas e insectos varios para explorarlos y conocer más de ellos. Y eso, siempre es un aprendizaje activo, significativo y consciente para los niños.
  3. Sensibiliza a los niños del medio ambiente: oler flores, tocar la hierba, ver animales de cerca, respirar aire puro y estar en pleno contacto con la naturaleza, hace que sean conscientes de que hay que hay que cuidarla y respetarla. De esta manera, se crea en los niños una conciencia medio ambiental que les hará ser responsables del entorno que les rodea.
  4. Evita el estrés, la ansiedad y las presiones: pasar unos días de acampada y viviendo las experiencias que ofrece la naturaleza, aleja a los niños de una continua ansiedad, del estrés, del agobio y de las posibles presiones que pudieran tener con los exámenes o con las jornadas escolares. Favorece la relajación y el estar en contacto con uno mismo. De esta forma, se fomenta unas mejores habilidades sociales, una mejor percepción de cada uno, y disfrutar al máximo de cada momento.
  5. Ayuda a gestionar el fracaso y la frustración: como decíamos antes, en el campo nos caemos, nos podemos mojar, nos podemos tropezar, y podemos resbalarnos. La sensación de libertad que brinda la naturaleza, hace que los niños lo vuelvan a intentar sin presiones y sin que nadie les juzgue hasta que consiguen ponerse de pie.
  6. Fomenta la curiosidad innata: subir pequeños montes, conocer ciertas flores, investigar el tipo de hojas de los árboles, descubrir nuevos animales que no habían podido observar en la ciudad, provoca en los niños una estimulación sana por aprender y desarrolla su curiosidad.

¿Qué van a vivir los niños en la acampada de la Fundación Tomillo Tiétar? 

  • La posibilidad de vivir en la naturaleza (durmiendo en tiendas de campaña), facilitando experiencias y aventuras de la vida cooperativa.
  • Al estar al aire libre, podrán desarrollar su capacidades físicas y por supuesto fortalecer su salud.
  • Podrán sacar a la luz cada día toda su imaginación y creatividad, dándoles oportunidades y situaciones para ello.
  • Podrán mejorar sus competencias emocionales: conciencia, autonomía y regulación emocional.
  • Habrá actividades y juegos para fomentar y promover el trabajo en equipo, la tolerancia, la solidaridad, la empatía y el compañerismo. Recordemos que son valores muy significativos para el día a día.
  • Y por su puesto, se desarrollarán hábitos de vida saludable y se tendrá muy en cuenta el ejercicio y la actividad corporal. Todo ello, creando conciencia en los niños de respeto y cuidado del medio ambiente.

¿Y cómo son los educadores que acompañan a los niños en su experiencia? 

Los educadores juegan un papel importante en el programa como modelo de referencia que transmite valores a los jóvenes a partir de sus comportamientos y conductas. El equipo trabaja desde la influencia en lugar de apoyarse en la obediencia, acompañando a los niños y respetando la esencia de cada persona. Introducen las actividades, plantean desafíos y retos y son los propios participantes los que resuelven las situaciones pensando y hablando sobre ello con el resto de compañeros.

¿Queréis tener más información y asesoramiento de la acampada? 

Personalmente, he tenido el placer de tratar con los integrantes de la fundación, y son encantadores. Tienen una perspectiva de la educación y del desarrollo infantil muy innovadora, respetuosa y adaptada a los niños. En este apartado, os dejo todas sus redes sociales, por si queréis u os apetece hablar con ellos, preguntarles vuestras dudas o conocer más detalladamente el proceso de la acampada y del viaje.

Twitter Centro Abierto

Facebook Centro Abierto Tomillo

Google+ Centro Abierto Tomillo

Correo electrónico: ecologiaemocionalmadrid@tomillo.org  Teléfono: 628.94.16.09

¡Espero que os haya resultado útil el post de hoy! 😉

 

Mel Elices

Educadora infantil, asesora en comportamientos y conductas infantojuveniles, asesora en mediación familiar, educadora en valores, asesora educativa e investigadora en educación emocional y disciplina positiva. Community Management y Social Media.

Añadir comentario

Clic aquí para comentar

Mel Elices escribe este blog

¡Memoryteca está de aniversario!

Aprendiendo En Positivo

Y si te gustan las series y leer…

Un click ayuda al blog

  • loading...

¿Me invitas a un café?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Loading...
Facebook Messenger for Wordpress